martes, 2 de abril de 2013

A 31 AÑOS DE LA GUERRA Y 180 AÑOS DE LA USURPACIÓN EL RECLAMO SIGUE INTACTO: ¡LAS MALVINAS SON ARGENTINAS!



02/04/2013 A comienzos de la década del 80´ el gobierno de facto argentino enfrentaba serias dificultades sociales y económicas. A principios del año 1981 con el afán de darle aires nuevos, Jorge Rafael Videla es reemplazado por Roberto Viola.

La economía argentina estaba en bancarrota, el mercado interno desmantelado, crecía la desocupación día a día. La creciente fuga de capitales ahogan al nuevo dictador, quien es reemplazado en diciembre de 1981 por el comandante en jefe del ejército Leopoldo Galtieri.

Al tomar el poder Galtieri debe enfrentar no sólo la crisis económica sino también las manifestaciones cada vez más masivas de los trabajadores organizados en sus sindicatos y de algunos partidos políticos que denunciaban los actos altamente delictivos del gobierno de facto. Asimismo los organismos de Derechos Humanos cobran mayor difusión y se suman cada vez más sectores al reclamo de la aparición con vida de los detenidos desaparecidos, así como la denuncia de la situación gravísima y violatoria de todos los tratados internacionales de los presos políticos.

El 30 de Marzo de 1982 una movilización convocada por la central obrera argentina, la CGT, irrumpe en las calles aledañas a la Plaza de Mayo. Miles de trabajadores , bajo la consigna "Paz, pan trabajo, la Dictadura abajo!" confluyen en la Diagonal Sur a partir de las 16 hs. intentando, una y otra vez llegar a la Plaza a pesar de la brutal represión que se desata. Heroicamente, sin pancartas, sólo con sus voces, sus palmas y la firmeza de sus convicciones avanzan en bloques por las calles del microcentro, la resistencia a la dictadura tiene allí una de sus más altas expresiónes.Finalmente la represión salvaje se opone al objetivo de los trabajadores y finaliza la manifestación con el saldo de un jubilado muerto y cientos de heridos y detenidos, pero también con el fortalecimiento de la expresión popular del repudio a la Dictadura, el coraje de los trabajadores que tenía como texto final de ese día "se puede"!

Es en ese contexto que los genocidas de la Junta Militar creen tener la fórmula para aplacar los ánimos de la población y tratar de perpetuarse en el poder. En la madrugada del 2 de Abril y por cadena nacional se anunciaba: “La República por intermedio de las Fuerzas Armadas, mediante la concreción exitosa de una acción conjunta, ha recuperado las islas Malvinas, Georgias y Sándwich del Sur.”

Esa mañana los argentinos se levantarían con sentimientos encontrados, por un lado la represión sufrida apenas 48 horas atrás, por el otro la satisfacción de que se había hecho justicia en la larga espera que dio comienzos en 1833 con la usurpación por parte de los británicos en los archipiélagos.

El 2 de abril de 1982 las Fuerzas Armadas desembarcaron en Puerto Argentino (Stanley) para iniciar la recuperación de las Islas Malvinas. El 14 de junio de 1982 Argentina se rendiría ante el reino Unido, deponiendo las Armas y entregando a los soldados apostados en las islas como prisioneros de guerra, estos por primera vez en muchos días recibirían por parte de la armada inglesa, abrigo y una comida caliente. Durante el conflicto murieron 255 británicos y 649 argentinos.

Al conocerse la derrota la población se volcó masivamente a las calles pidiendo el reestablecimiento de la Democracia y de los Derechos Humanos. Se demostró quienes eran los jefes militares en ese momento, quienes como el asesino Astiz se rindieran sin combatir.

Por el contrario aquellos chicos de 18 años, llamados "los chicos de la Guerra" serán por siempre recordados y respetados por todo el Pueblo argentino en su indudable heroicidad.Quedaba así consumado el principio del fin para esta nefasta dictadura cívico- militar.

El 18 de marzo de 1983 se promulgó la ley 22.769, que creó el feriado del 2 de abril con el nombre de Día de las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur.

Este 2 de abril de 2013, Argentina conmemorará el trigésimo primer (31) aniversario de la guerra con el Reino Unido por las Malvinas.

Desde SUTEBA sostenemos y renovamos el reclamo de soberanía sobre las islas, entendiendo que el único camino para abordar a una solución y resolver este conflicto es el diálogo y la unidad de Latinoamérica en este histórico reclamo.