lunes, 27 de mayo de 2013

CTERA SOLICITA LA IMPERIOSA INTERVENCIÓN DEL MINISTERIO DE EDUCACIÓN Y DE TRABAJO EN LOS CONFLICTOS EDUCATIVOS DE LA PCIA. DE BUENOS AIRES Y TIERRA DEL FUEGO

Hace diez años el entonces presidente Néstor Kirchner, junto a su Ministro de Educación, Daniel Filmus, y la que fuera Secretaria General de CTERA, Martha Maffei llegaban a Entre Ríos, provincia en la cual no habían empezado las clases por falta de pago. La decidida definición del ex presidente Kirchner de pagar los salarios atrasados daba el primer paso para dar vuelta el proceso de ajuste en la Educación Pública iniciado durante la dictadura militar, anticipando además la relevancia que las políticas de Educación iban a adquirir durante la década que se iniciaba.


Hoy tenemos todavía sin resolver el conflicto multicausal de la Provincia de Buenos Aires, que no es solo salarial sino que saca a la luz la absoluta parálisis del sistema educativo bonaerense, responsabilidad indudable del Gobierno de Daniel Scioli.

En la Provincia de Buenos Aires los docentes ganan menos que en la mayoría del resto de las provincias, la infraestructura está en una gravísima crisis, los salarios se cobran con irregularidades, los docentes que recién ingresan tardan meses en cobrar, el gobierno no hace los aportes descontados a los salarios para el IOMA, la obra social estatal, por lo cual hay cortes de servicios etc.

En el marco de la conciliación obligatoria el Gobierno de Scioli no hizo ninguna propuesta seria para resolver el conflicto, obligando al Frente Gremial Docente Bonaerense a poner en práctica las medidas de fuerza suspendidas.

Cuando más de un tercio de los estudiantes del país no tienen clases; cuando la irracionalidad de un gobierno como el de Tierra del Fuego otorga un aumento salarial por decreto y luego por otro lo deroga generando una grave situación de violencia que debe cesar inmediatamente; se hace imperiosa la intervención de los Ministerios de Educación y de Trabajo de la Nación, en función de las facultades de corresponsabilidad como garantes del Derecho a la Educación que le confiere la propia Ley de Educación Nacional.

Ese derecho y esa obligación deben ejercerse, ese es el espíritu de la LEN.


Stella Maldonado
Secretaria General - CTERA