miércoles, 28 de agosto de 2013

STELLA MALDONADO: "UN AVANCE QUE DESDE LA CTERA Y LA CTA VENIMOS RECLAMANDO HACE MUCHO TIEMPO"



Modificación del Impuesto a las Ganancias y de las Asignaciones Familiares

Como corolario de las negociaciones entre las centrales sindicales, el gobierno y el sector empresario se ha producido un incremento del Mínimo No Imponible del Impuesto a las Ganancias que lo lleva a $15.000 en bruto para todos los trabajadores/as que tengan o no cargas de familia.

Al mismo tiempo se incrementaron las deducciones para la franja salarial de $15001 a $25.000 en un 20% y en un 30% para la zona patagónica.

Correlativamente se modifican los topes para el pago de las asignaciones familiares según el cuadro que acompaña la noticia.

Sobre esto, la Secretaria General de CTERA, Stella Maldonado declaró: “Luego de un larguísimo reclamo, tanto de CTERA como de la CTA, y negociaciones que comenzaron hace 15 días en la Provincia de Santa Cruz, se llegó a este resultado el cual consideramos un avance muy importante, ya que significa que la mayoría de los docentes no van a pagar el Impuesto a las Ganancias”.

“Por otra parte, para la franja que comienza a pagar, que son los que cobran de 15.001 pesos a 25.000, se produce un incremento de los montos a ser deducidos en un 20 por ciento, lo cual hace que quienes empiezan a pagar de la primera franja paguen mucho menos de lo que estaban pagando”, explicó Maldonado y agregó: “Y particularmente en la zona patagónica ese incremento es de un 30 por ciento de la deducción. Lo cual hace que haya mejorado en la totalidad”.

Asimismo, expresó: “En términos generales podemos decir que esto es un progreso que hace más equitativo el sistema tributario en el camino de lograr una reforma tributaria integral por la que seguimos insistiendo para que se modifique. Además seguiremos reclamando para modificar la totalidad del impuesto a la 4ta categoría, las alícuotas, que se grave a la renta financiera (como dice el proyecto que se va a presentar la semana que viene), también por una modificación en las retenciones mineras y otros aspectos que todavía hay que seguir mejorando”.

Con respecto a las Asignaciones Familiares, la Secretaria General de CTERA dijo: “Nos parece que es muy importante que se hayan modificado todos los topes de acuerdo a las nuevas escalas. Lo novedoso en esta oportunidad es que no nos ha quedado ninguna franja sin cobrar Asignaciones, porque quienes no las cobran de acuerdo a la escala, entran entre los que pueden deducir del Impuesto a las Ganancias. Por lo tanto, ese bache que teníamos ha quedado resuelto. Es verdad, sin embargo, que todavía tenemos los topes y nuestro planteo es su desaparición, pero hemos eliminado en las provincias que tienen homologado al régimen nacional el bache que nos quedaba de una franja de compañeros que no percibian asignaciones ni deducían de ganancias”.

Por último, Maldonado reflexionó: “Consideramos que es un avance que veníamos discutiendo y planteando hace mucho tiempo. En cada paritaria hemos dejado constando en actas que ese era nuestro reclamo, entonces por supuesto que nos parece que lo podemos definir como un logro de la lucha de los trabajadores”.

Es de destacar que el financiamiento de esta medida provendrá de recursos estatales y de la aplicación de una ley de gravamen a algunas transacciones financieras que se enviará al congreso la semana que viene. La medida tiene un costo fiscal anualizado de 12.000 millones de pesos. Sólo un 10% de asalariados de altos ingresos pagará ganancias.

Esta definición que da respuesta a un largo reclamo de la CTERA y la CTA es un importante avance en el camino de producir una reforma tributaria integral, que grave aún más a los sectores concentrados de capital, como por ejemplo las retenciones a la minería.

Es imprescindible continuar incrementando los recursos estatales para garantizar el pleno ejercicio de los derechos sociales tales como salud y educación.