viernes, 12 de septiembre de 2014

POLÉMICA POR MODIFICACIÓN DEL RÉGIMEN ACADÉMICO. LOS DOCENTES TOMAMOS LA PALABRA


La modificación del régimen académico de la educación primaria de la Provincia de Buenos Aires abre una etapa de debate y análisis de los docentes y la comunidad educativa que posibilita avanzar en propuestas efectivas para una educación pública de calidad. Les cabe al Gobierno Bonaerense y a la Legislatura Provincial la responsabilidad de garantizar políticas públicas y el correspondiente financiamiento para el mejoramiento de las actuales condiciones materiales y culturales en las que se vienen desarrollando los proyectos escolares.

En la jornada en que celebramos el Día del Maestro, un reconocimiento para seguir haciendo visible es que la escuela pública está en pie y ha sido, en gran parte, por el trabajo y la lucha comprometida de la docencia bonaerense.

En vez de esta consideración, sectores políticos y mediáticos centran el planteo en el regreso del aplazo como concepción estigmatizante y mecanismo punitivo y selectivo del sistema, y, en consecuencia, con cuestionamientos a la educación pública y a la responsabilidad docente.

Al respecto, Roberto Baradel expresó: "Por eso los docentes venimos analizando una propuesta que aborde cuáles son las condiciones socio culturales fundamentales para garantizar la inclusión educativa y cuáles son las condiciones pedagógicas que producen riesgo educativo. El desafío es definir con qué políticas públicas y estrategias integrales avanzamos en garantizar el derecho social a la educación y a la universalidad del mismo".

El régimen académico de primaria contiene 9 capítulos, entre los cuales el VI aborda la evaluación, promoción, certificación y calificación que implica analizar a estos procesos sistemáticos y continuos como componentes de la enseñanza, como herramientas para el fortalecimiento de las prácticas pedagógicas y de los procesos de adquisición y construcción de conocimientos de los estudiantes. Y. fundamentalmente. debe posibilitar la comprensión de que no todos los niños y niñas aprenden igual y al mismo tiempo. Estos aspectos deben ser comprendidos en el marco integral del régimen académico de primaria.

Pero, a su vez, esta normativa dinamiza un debate respecto de la escuela primaria pública y de calidad, que debe ser colectivo de toda la sociedad bonaerense y con amplios espacios institucionales para la participación docente. Un análisis que se viene produciendo en todo el continente al calor de procesos políticos y culturales transformadores.

Es fundamental planificar una escuela primaria con edificios acordes al proyecto pedagógico, una organización escolar con docentes con tiempos pagos institucionales en su jornada laboral para el trabajo colectivo y colaborativo y la formación permanente, la creación de cargos docentes y de nuevos puestos de trabajo, entre otras cuestiones que requieren de un mayor presupuesto educativo.

Escuela Pública primaria de calidad es el compromiso histórico de los Trabajadores de la Educación con nuestros pibes, su concreción requiere de la responsabilidad indelegable del gobierno provincial.