viernes, 14 de noviembre de 2014

EL 16 DE SEPTIEMBRE ES EL DIA NACIONAL DE LA JUVENTUD

Para unir pasado y presente

La norma busca que los jóvenes puedan reflexionar, saber quiénes fueron, quiénes son y quiénes quieren ser.

FUENTE: DIARIO PAGINA 12
EL PAIS
Miércoles, 12 de noviembre de 2014

Se promulgó la ley que establece que el día del secuestro de los estudiantes platenses conocido como La Noche de los Lápices sea el Día Nacional de la Juventud. La iniciativa la había promovido Néstor Kirchner cuando era presidente.

El Poder Ejecutivo promulgó ayer la ley que instituye el 16 de septiembre de cada año como Día Nacional de la Juventud en conmemoración de los estudiantes secundarios secuestrados durante La Noche de los Lápices, aquel día de septiembre de 1976. La norma, enviada al Congreso Nacional por primera vez hace ocho años, cuando Néstor Kirchner era presidente, finalmente fue aprobada en octubre pasado, luego de recuperar estado parlamentario en 2012.

La ley fue enviada por primera vez al Congreso Nacional por el Poder Ejecutivo en septiembre de 2006, pero no pudo avanzar en el Senado. Volvió a ser presentada 2012 por la ex diputada del Frente para la Victoria por Chaco, María Inés Pilatti Vergara, con las firmas de apoyo de sus compañeros de bloque Leonardo Grosso, Julia Perié, Carlos Kunkel, Horacio Pietragalla, Pablo Kosiner, Andrés Larroque y Eduardo De Pedro. Finalmente, tras ser avalada en octubre del año pasado por Diputados y aprobada con modificaciones en el Senado, la iniciativa volvió a la Cámara baja para su sanción definitiva.

“Establecer como Día de la Juventud aquél que conmemora a los chicos desaparecidos de La Noche de los Lápices es una manera de establecer la militancia como eje de la vida de los jóvenes”, evaluó Grosso que, en diálogo con este diario, destacó que la ley fue “una idea de Néstor” Kirchner, quien firmó el proyecto durante el acto de conmemoración de los 30 años de La Noche de los Lápices.

El 16 de septiembre de 1976, una decena de jóvenes estudiantes secundarios platenses fueron secuestrados. Todos militaban en agrupaciones estudiantiles y, entre otras cosas, habían participado de la campaña en reclamo del boleto estudiantil. Fueron encerrados en centros clandestinos de detención y torturados. Seis de ellos permanecen desaparecidos. “Que el Día de la Juventud sea en homenaje a estudiantes secundarios que dieron la vida por un proyecto de país diferente es una reivindicación histórica a ellos y un llamado a todos los chicos y chicas a participar y comprometerse con su pueblo y su futuro”, explicó Grosso.

Pietragalla coincidió y añadió que, además de un homenaje a los jóvenes desaparecidos, también lo es a su militancia política, “algo que se quiso ocultar en los años subsiguientes”. “Néstor cuando planteó esta ley quería reivindicar justamente eso: que hoy está activa la participación de todos los jóvenes en política.”

El fomento a “la memoria” y su relación con el presente de los estudiantes también figura entre los fundamentos del proyecto de ley que fue aprobado finalmente en octubre pasado. La norma busca “establecer un espacio de memoria”: “Un día en particular en el cual en la República Argentina los jóvenes puedan reflexionar a partir de ellos y de nuestra historia, saber quiénes fueron, quiénes son y quiénes quieren ser. Sólo así podremos llenar de significado este día internacional”, puntualiza el texto.

El texto original del proyecto de ley sufrió breves modificaciones durante su paso por el Senado, que involucró en el articulado al Ministerio de Educación nacional. En su artículo segundo, el texto que finalmente se aprobó en Diputados deja en manos de esa cartera la elaboración de estrategias que promuevan “la incorporación de la fecha en el calendario escolar” así como la implementación de “actividades tendientes a difundir entre los alumnos el conocimiento y significado de la conmemoración”. Durante el acto en el que Kirchner presentó el proyecto públicamente, el entonces ministro de Educación, Daniel Filmus, festejó la iniciativa: “No miramos hacia atrás para aprender de memoria la memoria, la memoria sirve para construir un futuro mejor. Sólo sirve que hagamos esto si logramos crear la conciencia, en la juventud, de que este país no debe jamás volver al terrorismo de Estado”.