viernes, 23 de enero de 2015

HOMENAJE AL FLACO SPINETTA


LUIS ALBERTO SPINETTA
23 de enero de 1950 - 8 de febrero de 2012

Alejo Demichelis, secretario de Prensa de la Confederación de Trabajadores de la Educación (CTERA), rememora al querido músico y poeta Luis Alberto Spinetta y su inclaudicable apoyo a la escuela pública y la causa docente.

"Músico exquisito que forma parte de la historia del rock y de la cultura nacional, el Flaco, además, se destacó por su enorme calidez, solidaridad y compromiso con las causas nobles y justas.

"Lo recordamos envuelto en un guardapolvo blanco cuando visitó varias veces la Carpa Blanca, esos 1003 días donde los docentes argentinos ayunamos frente al Congreso Nacional. La primera vez, el Flaco vino con su guitarra y nos brindó en la intimidad su respaldo y nos dio fuerzas con su música.
"Pero en otras ocasiones marchó de Congreso a Plaza de Mayo en primera fila con el guardapolvo blanco y cantó frente a miles de personas. Siempre defendiendo la escuela pública, lo que significaba la importancia de la educación para los niños y jóvenes. Su ser luminoso nos ayudó y nos brindó fortaleza en esos duros momentos.
"Después, nuevamente, estuvo presente junto a CTERA cuando el terrible asesinato del docente neuquino Carlos Fuentealba. De todas las acciones que hicimos, él estuvo en un festival donde se reclamaba juicio y castigo a los culpables. Además brindó su apoyo y cariño a Sandra Rodríguez de Fuentealba.

"La primera vez que el Flaco pisó los estudios de Radio Nacional fue en el programa que CTERA tiene, Canto Maestro. Vino por su amor a los docentes y nos dio esa alegría y ese honor.

"En 2008, CTERA le entrega la distinción “Maestro de Vida”, reconocimiento que agradeció con lágrimas en los ojos.

"Luis Alberto Spinetta, el querido Flaco, deja un vacío enorme en nuestros corazones, pero seguirá siempre presente como un gran ser humano, como un gran artista, como una de aquellas personas luminosas que nos seguirá inspirando para seguir, para no claudicar, para meterle con alegría a todos los desafíos de la vida.

"Resuena todavía en nuestros oídos y en nuestros ojos cuando luego de recibir la distinción “Maestro de Vida” nos entonó a capella “Maribel se durmió”, canción dedicada a las Madres de Plaza de Mayo, y como dice esa bella canción le decimos al amado Flaco: “Canta, canta toda la vida, canta con emoción y al partir sentirás una brisa inmensa de libertad.”

Nota publicada en el Diario Tiempo Argentino del 9 de febrero de 2012.