lunes, 25 de mayo de 2015

25 DE MAYO: CONMEMORACIÓN DE LA REVOLUCIÓN DE MAYO


Desde el SUTEBA recordamos a nuestros héroes a 205 años del nacimiento del Primer Gobierno Patrio que marcó un antes y después en la formación de nuestra historia y selló el paso al primer proceso emancipatorio ante el imperio español. Así como hace 204 años, hoy nosotros también reafirmamos nuestra lucha para alcanzar la independencia definitiva contra otros imperios y todas aquellas corporaciones que atentan contra la voluntad del pueblo y contra los derechos de los trabajadores.

En su etapa virreinal y de detenimiento expansivo, España mantuvo un férreo monopolio con sus colonias americanas y a éstas les impidió el comercio con Inglaterra. Esta medida encareció todos los intercambios comerciales y detuvo el crecimiento de las colonias, generándose una falta importante de autoridades españolas. Por si fuera poco, Europa era parte de la invasión napoleónica y España no estaba exenta a esto: en febrero del 1810 estaba prácticamente bajo dominio francés.

Todos estos ingredientes llevaron a un grupo destacado de la población criolla a impulsar un movimiento revolucionario, potenciado aún más cuando el 13 de mayo llegó la noticia de la caída de la Junta Central de Sevilla, último bastión del poder español, sumado al mandato galo por el encierro del Rey Fernando VII.

En nuestras tierras estaba designado el virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros pero, al caer la autoridad que lo había puesto en ese lugar, su mandato había caducado y su autoridad comenzó a ser cuestionada abiertamente. Así fue como Cisneros cedió ante los pedidos de los jóvenes revolucionarios y convocó a un Cabildo Abierto el 22 de mayo. Sin embargo, las autoridades españolas evitaron la participación de los criollos en el gobierno y establecieron una junta encabezada por el propio Cisneros.

Este fue el detonante para la reacción del pueblo, que luego exigió la expulsión del mandato español. Finalmente, el virrey presentó la renuncia y el 25 de mayo de 1810, en la actual Plaza de Mayo y el pueblo de Buenos Aires finalmente impuso su voluntad al Cabildo creando la Junta Provisoria Gubernativa del Río de la Plata integrada por: Cornelio Saavedra, presidente; Juan José Castelli, Manuel Belgrano, Miguel de Azcuénaga, Manuel Alberti, Domingo Matheu, Juan Larrea, vocales; y Juan José Paso y Mariano Moreno, secretarios. Quedó así formado el primer gobierno patrio, que no tardó en desconocer la autoridad del Consejo de Regencia español. 

Así fue como se conformó el primer gobierno patrio, ese primer indicio del surgimiento como Estado Argentino y también el primer paso para ponerle fin a la ocupación española, que culminaría seis años después con la proclamación de independencia en 1816.