viernes, 26 de junio de 2015

¡DARÍO Y MAXI PRESENTES!


¡A trece años de la Masacre de Avellaneda exigimos juicio y castigo a todos los culpables!

El 26 de junio de 2002, Maximiliano Kosteki y Darío Santillán fueron asesinados por la Policía Bonaerense. Ellos eran militantes populares que se manifestaban contra el hambre y la miseria que estaba viviendo nuestro Pueblo, producto de las políticas neoliberales aplicadas en los "90. Bajo la presidencia interina de Duhalde, la represión fue salvaje. Ahí también mostró sus garras el grupo Clarín, tapando inescrupulosamente los hechos y, en un acto de cobarde complicidad, ocultó la información que tenía y tituló "LA CRISIS CAUSÓ DOS NUEVAS MUERTES".

De nada sirvió esa patraña. La lucha popular de todos los sectores sociales, políticos y sindicales que resistimos esas políticas nefastas, puso al descubierto que fue un asesinato.

Además de Franchiotti, condenado a prisión perpetua por los crímenes y quien fuera trasladado el jueves pasado al penal de Baradero que posee un régimen de detención abierto, también fue condenado a prisión perpetua el ex policía Alejandro Acosta durante el juicio realizado en 2005. Sin embargo, el año pasado la Cámara de Casación bonaerense benefició a los otros cinco policías que recibieron diversas condenas y los eximió de prisión. Incluso, los jueces de la Sala I del Tribunal absolvieron al que fue jefe de Franchiotti, el extitular de la Departamental de Lomas de Zamora Félix Osvaldo Vega, quien había sido condenado a 4 años de prisión por encubrimiento.

¡Es por eso que desde el SUTEBA y la CTA exigimos juicio y castigo con cárcel efectiva a todos los culpables!

¡¡DARIO Y MAXI... PRESENTES, AHORA Y SIEMPRE!!