miércoles, 2 de septiembre de 2015

LA EDUCACIÓN NO ES UN SERVICIO ESENCIAL… ES NI MÁS NI MENOS QUE UN DERECHO SOCIAL Y HUMANO

LA EDUCACIÓN NO ES UN SERVICIO ESENCIAL… ES NI MÁS NI MENOS QUE UN DERECHO SOCIAL Y HUMANO

Desde CTERA repudiamos la medida tomada por el Gobierno de la República de Uruguay decretando “esencial el servicio de la educación”, por tratarse de un mecanismo extorsivo que tiene como fin último el cercenamiento del derecho a huelga de los trabajadores de la educación.

Es por ello que nos solidarizamos con los Sindicatos Docentes hermanos y con todo el Pueblo Uruguayo ya que es muy grave que los gobiernos escondan bajo artilugios retóricos los problemas de fondo que aún no están resueltos desde sus propias políticas públicas. Como en este caso, que apelan a definiciones que a simple vista pueden parecer correctas para el sentido común. ¿Quién podría negarse a la idea de que la educación es esencial? Parecía ser que nadie… Sin embargo, desde CTERA queremos hacer saber que la misma O.I.T. se ha manifestado al respecto considerando que “el derecho de huelga puede limitarse o prohibirse en los servicios esenciales en el sentido estricto del término. Es decir, aquellos servicios cuya interrupción podría poner en peligro la vida, la seguridad o la salud de las personas en toda o en parte de la población…. Y agrega: así como que “no constituyen servicios esenciales en el sentido estricto del término... el sector de la educación”.

Los gobiernos no deben echar mano a este tipo de dispositivos para limitar o impedir el ejercicio del derecho de huelga de los trabajadores de la Educación. En verdad deberían estar más enfocados en trabajar para garantizar el derecho social y humano a la educación y mejorar cada vez más las condiciones de trabajo dignas para que los educadores y educadoras puedan enseñar.

Alejo Demichelis             Eduardo Pereyra           Sonia Alesso

Sec. de Prensa                  Sec. Internacionales      Secretaria General