viernes, 20 de noviembre de 2015

MÁS PARITARIA POR MÁS DERECHOS


Un paso más para AVANZAR construyendo correlación de fuerza para la conquista de más derechos es apropiarnos de condiciones de trabajo y salariales como razón de ser del funcionamiento sistemático de las paritarias.

Traer a la mesa de debate paritario de los Trabajadores de la Educación "nuestra palabra", esa que circula con fuerza dentro de las escuelas, en algunos momentos enfatizando los procesos de trabajo, en otros en los puestos de trabajo, pero en todos con la intención de incidir en los modos y formas de CONSTRUIR currículo, organización escolar y organización del trabajo.

Podemos decir que es la disputa que vertebra el marco histórico, social y político:


Recuperando la centralidad del Estado en la definición de Políticas Públicas.
La necesidad de desarrollar políticas sociales con un carácter inclusivo ligado a la materialización de los derechos de los ciudadanos, de la Infancia, de la adolescencia, de los adultos que "habitan" nuestras escuelas.


Recuperando el sentido de nuestro trabajo educativo desde la formación Inicial, en el proceso colectivo de realización integral en el sistema educativo, en la escuela, en el aula y en la producción de conocimiento pedagógico.


En síntesis, la Negociación Paritaria constituye la construcción de la educación pública como proyecto político cultural popular.

La agenda educativa de los próximos años continuará siendo la disputa de condiciones laborales, condiciones de infraestructura, ampliación de derechos en salud laboral y medio ambiente de trabajo, explorando nuevas claves de interpretación sobre el sentido del trabajo en las escuelas y el conjunto del sistema educativo.

Hoy, paritaria por medio, ninguno de los acuerdos logrados con nuestra lucha puede ser modificado unilateralmente, si no es en una nueva instancia paritaria y nunca reformulado a la baja.


Para recordar

En la provincia de Buenos Aires, la Paritaria Docente se constituye por Ley 13.552, publicada el 13 de octubre de 2006. La sanción de esta ley fue construida en el desarrollo de las luchas históricas que llevamos a cabo para conseguir mejoras laborales y se hace realidad en un contexto político histórico de recuperación y reparación del derecho al trabajo y las condiciones para realizarlo, enmarcado en un claro convencimiento de defensa de la Educación Pública y cumplimiento del Derecho Social a la Educación.

Este histórico hecho, se produce en el marco del conflicto salarial que el Frente Gremial Docente Bonaerense sostuvo en el 2006 ante el gobierno provincial, demandando el sostenimiento de las discusiones sobre mejoras salariales y de condiciones de trabajo.

La Paritaria, como instrumento fundamental del derecho laboral y herramienta propia de los trabajadores, está consagrada en las leyes fundamentales de nuestro país si bien durante largos años no se cumplió lo allí prescrito. Así, el derecho a concertar convenios colectivos está establecido en el artículo 14 bis de la Constitución Nacional y en el artículo 39 de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires, así como también está ratificado por el Convenio 151 de la OIT.

La Paritaria representa una conquista del movimiento obrero, reconoce y fortalece el carácter colectivo del trabajo, y en la medida que consagra la participación de los trabajadores en un pie de igualdad con la patronal, le pone un freno a la arbitrariedad y a las decisiones unilaterales de los empleadores.

Es así como hemos protagonizado importantes luchas por la vigencia y defensa del Estatuto. Este no nos pone a salvo de arbitrariedades; muy por el contrario, al tratarse de una ley, no se define en un espacio donde pueda participar la docencia organizada, sino que las decisiones están en manos de los legisladores, uno de los tres poderes que compone el gobierno nuestro empleador. Su reglamentación emana del Poder Ejecutivo. Un ejemplo muy claro lo vivimos cuando se reformó unilateralmente el régimen de licencias en la época del ajuste neoliberal, mediante el decreto 2988/02.

En la provincia de Buenos Aires, a partir de febrero de 2007 se pudieron firmar acuerdos que consolidan reclamos históricos de los Trabajadores de la Educación bonaerenses, coronando así años de lucha en defensa de condiciones dignas para enseñar y aprender.

Hoy, más que nunca reafirmamos que la Paritaria está en movimiento. Seguimos trabajando y peleando con alegría y firmeza para ir agregando a nuestra lista nuevos derechos por conquistar, con la movilización de todos los compañeros en la calle, con el trabajo cotidiano en y por la Escuela Pública, con la fuerza construida en la unidad con todos los docentes, en la CTA y con nuestras comunidades educativas.