lunes, 9 de enero de 2017

A lo Marcelo Tinelli: Macri quiere crear por decreto la "Agencia de Formación de Talentos" en Educación

En medio del conflicto por las despidos en Educación, el Ministro, Esteban Bullrich, junto al Presidente, Mauricio Macri, planean mediante un decreto recortar las funciones del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET) y crear una Agencia Nacional de Formación de Talentos. El decreto pone en jaque a la Educación Secundaria y Terciaria Técnica, de igual modo que a la Formación Profesional. De concretarse esta nueva iniciativa privatizadora, las escuelas técnicas, en lugar de enseñar a pensar, a discernir, a apropiarse críticamente de las herramientas científico técnicas, pasarán a formar mano de obra barata para las empresas.  

 
Marcelo Tinelli y Mauricio Macri (Foto: Télam)


Hablar de “talentos” en el campo educativo, es entender que existen capacidades especiales o aptitudes que una persona tiene para aprender las cosas con mayor facilidad que otra. Es decir, es sostener una concepción de los estudiantes que discrimina y que genera mayor desigualdad, en lugar de promover la inclusión y la ampliación de derechos para los sectores más desfavorecidos.


Así lo denunció la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) y lo publicó el Diario Página/12 en un informe realizado por el periodista Matías Ferrari con el título "Formar talentos a pedido de empresas". 


El diario tuvo acceso al proyecto del Decreto que está a la firma del Presidente Mauricio Macri, según explica el informe en el nuevo esquema, los sindicatos y el Estado retroceden en voz y voto a la hora de la formación de futuros técnicos en favor del sector empresario, que se verá doblemente beneficiado: dejará de tener intermediarios a la hora de capacitar potenciales empleados y contará para ello con fondos estatales. 


Por su parte la CTERA denunció esta iniciativa del Gobierno nacional por tratarse de una política pública que lleva al sometimiento, la dependencia y la sumisión de la educación técnica a las reglas del mercado y a los intereses empresariales; y exige que se respeten y profundicen los programas nacionales del INET ya existentes, y que se generen políticas públicas que fortalezcan la educación técnica al servicio de los intereses del pueblo, desde una perspectiva crítica en la formación de ciudadanos para el trabajo digno y el derecho laboral.



Lo más relevante del informe publicado en Página/12



El sector empresario ganaría poder de decisión en la educación técnica, en detrimento del Estado y los docentes.

La nueva “Agencia de Talentos” absorberá la actual Dirección Nacional de Formación Profesional y la Coordinación de Terciarios Técnicos, hasta ahora dependientes del INET, que transferirá además la facultad de evaluar los planes de estudios. 

Esteban Bullrich (Foto: Diario Página/12)
Mientras que en el INET tenían representación el Estado, los sindicatos y el sector privado, en una mesa tripartita que funcionó como política pública desde la sanción de la ley de Educación Técnico Profesional en 2005, la “Agencia de Talentos” macrista está diseñada exclusivamente para beneficio del sector privado. 

Según consta en el borrador del decreto al que accedió este diario, el organismo tendrá como objetivo “prospectar la demanda del sector socioproductivo de forma sistemática y unificada”, lo que se traduce en que el Estado hará un inventario de las necesidades de formación profesional que presenten las empresas. También tendrá la facultad de “determinar los programas de formación en función de la demanda identificada”, es decir, que la formación de técnicos estará adaptada a los requerimientos corporativos. 

Transfiriendo fondos. El INET fue creado por la Ley de Educación Técnico Profesional, sancionada en 2005 a fin de regular de funcionamiento de las instituciones de la educación técnica en todo el país. Según esa ley, el INET se llevaba el 0,2 por ciento del total del presupuesto. Para 2016, esa cifra fue de 3300 millones de pesos, casi un 4 por ciento de las partidas del Ministerio de Educación. La intención del Gobierno, según se desprende del borrador de decreto al que accedió este diario, es transferir al menos dos tercios de los recursos del INET a la nueva “agencia de talentos”.


Otra vez por decreto. En este caso, de publicarse el decreto, se modificarían varios artículos de la ley de Formación Técnica: el 32º, sobre las funciones del INET; el 34º y el 35º, para quitarle a ese organismo la función de realizar un “registro de instituciones” de la educación técnica; y los artículos 26º, 27º y 28º, que trasladarán a la Agencia de Talentos la facultad de homologar los títulos secundarios. 

Comunicado de prensa : EL RECHAZO DE  CTERA -SUTEBA


Desde la CTERA rechazamos el proyecto de creación de una “Agencia de formación de talentos” que impulsa el Gobierno nacional, por tratarse de una medida que, de concretarse, no hará más que desmembrar al Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET).


De llegar a firmarse el decreto que impulsa la creación de esta “agencia de talentos”, la formación profesional y la educación técnica superior no dependerán más del INET. Y, de este modo, se dejará de entender a las tres dimensiones de la educación técnica (nivel secundario, nivel terciario y FP) como una unidad educativa integral, poniendo a la FP y a las tecnicaturas superiores al servicio y necesidades de las empresas, con el agravante de que lo hacen desde la perspectiva del “talento”.


Hablar de “talentos” en el campo educativo, es entender que existen capacidades especiales o aptitudes que una persona tiene para aprender las cosas con mayor facilidad que otra. Es decir, es sostener una concepción de los estudiantes que discrimina y que genera mayor desigualdad, en lugar de promover la inclusión y la ampliación de derechos para los sectores más desfavorecidos.


A su vez, este proyecto, plantea la utilización de recursos del Estado para responder a los requerimientos de las empresas, generando una transferencia de dinero que, en lugar de fortalecer a la educación pública, no hace más que vaciar el sistema de educación técnica y promover una línea de avance privatizador para favorecer a los grupos económicos y CEOs que hoy forman parte del poder Ejecutivo nacional.


La CTERA denuncia esta iniciativa del Gobierno nacional que lleva al sometimiento, la dependencia y la sumisión de la educación técnica a las reglas del mercado y a los intereses empresariales; y exige que se respeten y profundicen los programas nacionales del INET ya existentes, y que se generen políticas públicas que fortalezcan la educación técnica al servicio de los intereses del pueblo, desde una perspectiva crítica en la formación de ciudadanos para el trabajo digno y el derecho laboral.



Secretaría de Comunicación de Suteba La Costa- Gral. Lavalle